dr martin ulloa cirujano plastico cancer de piel

El cáncer de la piel es una enfermedad en la que se encuentran células cancerosas, malignas, en las capas exteriores de la piel. En la piel pueden existir tumores benignos y malignos. Dentro de estos últimos hacemos dos clasificaciones: tumores no melanoma (basocelular y espinocelular) y melanoma  cutáneo

La piel protege al cuerpo contra el calor, la luz, las infecciones y heridas, y almacena agua, grasa y vitamina D. Está compuesta por dos capas principales y varias clases de células. La capa externa de la piel se llama epidermis y está formada por tres clases de células: células planas en forma de escamas en la superficie, células escamosas, células redondas conocidas como células basales y unas células llamadas melanocitos, las cuales le dan el color a la piel. La capa interna de la piel, la dermis, es más gruesa y contiene vasos sanguíneos, nervios y glándulas sudoríparas, y es donde el vello crece en unas bolsas diminutas denominadas folículos. La dermis produce el sudor, que ayuda a enfriar el cuerpo, y aceites que impiden la resequedad de la piel.

Tipos de cáncer de la piel

Se denominan en función del tipo de célula cutánea que esté teniendo un crecimiento desordenado.

Los más comunes son el cáncer de las células basales y el cáncer de las células escamosas. Estos tipos de cáncer de la piel se denominan cánceres de la piel no-melanoma. El melanoma es un tipo de cáncer de la piel que se origina en los melanocitos. No es tan común como el cáncer de las células basales o el cáncer de la piel de células escamosas, pero es mucho más grave.

El cáncer de la piel es más común entre las personas de piel más blanca y aquellas que han pasado mucho tiempo expuestas a los rayos solares. Esta patología puede desarrollarse en cualquier parte del cuerpo, pero es más frecuente en las áreas con mayor exposición a radiaciones solares como la cara, el cuello, las manos y los brazos.

El aspecto del cáncer de piel puede variar. El signo más común es un cambio en el aspecto de la piel, como por ejemplo un crecimiento o herida que no sana. A veces, puede haber una pequeña protuberancia de apariencia suave, brillante y cerosa, que puede ser roja o marrón rojizo. Puede aparecer, también, como una mancha roja áspera o escamosa. Pero no todos los cambios en la piel significan que se padece cáncer de la piel; sin embargo, consúltame cuando se note alguna alteración. En todos los casos el aspecto suele ser muy sugestivo pero se precisa la confirmación microscópica para tener un diagnóstico de certeza.

Si tienes una mancha o protuberancia en la piel, cogeremos una pequeña muestra para analizar el tejido en el microscopio; procedimiento conocido como biopsia , se hace bajo anestesia local y no precisa ingreso.

Una vez hayamos hecho un diagnóstico al microscopio (histopatológico) decidiremos el tipo de actuación.

La mayoría de los cánceres de la piel de tipo no melanoma pueden curarse. La probabilidad de su recuperación y elección de tratamiento dependen del tipo de cáncer  y cuánto se haya diseminado.

Otros tipos de cáncer que pueden afectar a la piel son el linfoma cutáneo de las células T, un cáncer del sistema linfático, y el sarcoma de Kaposi. Los cánceres  originados en otras partes del cuerpo también pueden alcanzar por metástasis a la piel.

Una vez detectado, deberemos realizar más pruebas para determinar si el cáncer se ha diseminado. Este procedimiento se llama clasificación por etapas. Necesitaré saber la etapa y el tipo del cáncer para planificar el tratamiento adecuado.

Carcinoma basocelular

El cáncer de las células basales es el tipo más común de cáncer de la piel no melanoma. Por lo general, se da en áreas de la piel que han estado expuestas al sol. A menudo este cáncer aparece en forma de un abultamiento con una apariencia suave y nacarada. Otro tipo de este cáncer tiene un aspecto de cicatriz y es firme al tacto. Los cánceres de células basales pueden diseminarse a los tejidos situados alrededor del cáncer, pero lo normal es que no se extiendan a otras partes del cuerpo.

Queratosis actínica

La queratosis actínica es un trastorno no canceroso de la piel que, en algunas personas, puede convertirse en cáncer de las células basales o cáncer de las células escamosas. Aparece en la piel en forma de parches escamosos y ásperos, de color rojo o marrón, generalmente, en las áreas que han sido expuestas a los rayos solares.

Carcinoma espinocelular

Los tumores de las células escamosas también aparece en áreas de la piel que han estado expuestas al sol, a menudo en la parte superior de la nariz, la frente, el labio inferior y las manos. Pueden aparecer en áreas de la piel que se han quemado, han estado expuestas a productos químicos o a radioterapia. Este tipo de cáncer aparece como un abultamiento rojizo y duro y, a veces, el tumor puede tener un aspecto escamoso, o puede sangrar o desarrollar una costra. Esta patología de células escamosas pueden diseminarse a los nódulos linfáticos en el área, como a los nódulos linfáticos, estructuras pequeñas que se encuentran en todo el cuerpo y cuya función es producir y almacenar células que combaten la infección.

Tratamientos para el cáncer de la piel

Se distinguen tres tipos de tratamientos para los pacientes con cáncer de piel:

  • La cirugía o extracción del cáncer: es el tratamiento más común para el cáncer de la piel. El médico puede extraer el cáncer empleando alguno de los siguientes métodos:
    • Electrodesecación y curetaje: cirugía en la que se usa corriente eléctrica para deshidratar el tumor, electrodesecación, y luego se emplea un instrumento especializado, llamado cureta, para extraer el tumor. 
    • Criocirugía: congelación y destrucción del tumor.
    • Escisión simple: extracción del cáncer de la piel junto con parte del tejido sano situado alrededor de éste.
    • Cirugía micrográfica: extracción del cáncer y la menor cantidad de tejido normal posible. Durante esta cirugía, se retira el tumor y  se analiza al microscopio  para asegurarse que no quede ninguna célula cancerosa.
  • La quimioterapia: administración de medicamentos para eliminar las células cancerosas. Se administra por medio de una crema o loción aplicada en la piel para eliminar las células cancerosas, quimioterapia tópica. Puede administrarse también a base de pastillas o puede introducirse en el cuerpo a través de una aguja en vena o músculo. La quimioterapia administrada de esta manera se denomina quimioterapia sistémica, ya que el medicamento se introduce en el torrente sanguíneo, viaja a través del cuerpo y puede destruir las células cancerosas situadas fuera de la piel. La quimioterapia sistémica está siendo evaluada en pruebas clínicas y no se utiliza de rutina en el cáncer de piel
  • La radioterapia: consistente en el uso de rayos X para eliminar células cancerosas y reducir el tumor. En el cáncer de la piel se administra mediante una máquina situada fuera del cuerpo, radioterapia externa. Rara vez se utiliza.
  • El propósito de la terapia biológica es tratar de que el propio cuerpo combata el cáncer empleando sustancias producidas por el propio cuerpo o fabricadas en un laboratorio para impulsar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra la enfermedad. La terapia biológica también se conoce como terapia modificadora de la respuesta biológica o inmunoterapia (BRM).
  • En la terapia fotodinámica se emplea un cierto tipo de luz y químicos especiales para eliminar las células cancerosas.

Conclusiones

El cáncer de piel no melanoma es una patología muy frecuente. Excepto en algunos raros síndromes hereditarios  la prevención puede ser muy eficaz.  En un alto porcentaje de casos la curación es total y el paciente no precisa nada más que la cirugía.  Son muy importantes la prevención y las revisiones periódicas

Si te interesa el tema además puedes leer más en un lenguaje claro y entendible  National Cancer Institute ©.

 

Apúntate al Newsletter

Suscríbete gratuitamente a mi boletín de consejos para sentirte mejor con tu cuerpo y tu cirugía.

Leí y acepto el RGPD
Podrás borrarte cuando quieras!

Responsable del Tratamiento: Dr. Martín Ulloa SLP.  Finalidad: facilitarle información solicitada sobre productos y servicios.  Legitimación: en base al consentimiento otorgado por el interesado.  Destinatarios: No se prevé cesiones.  Derechos: acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como otros derechos.  Más información en la Política de Protección de Datos Personales.

Financiación de hasta 60 meses, para tu Comodidad

Ahora te ofrecemos una cómoda financiación de entre 12 y 60 meses para tu tratamiento de Cirugía Estética y Plástica.

Financia tu Cirugía

En muchas ocasiones nos encontramos que el coste de los tratamientos supone un inconveniente y no permite cumplir los deseos de nuestros pacientes. Para evitarlo, hemos cerrado acuerdos con las mejores entidades de forma que podrás financiar hasta en 60 meses para tu comodidad.

Martin Ulloa Cirujano pertenece a International Plastic Reconstructive Aesthetic Surgery IPRAS Martin Ulloa Cirujano pertenece sociedad espanola cirugia plastica reconstructiva estetica secpre Martin Ulloa Cirujano pertenece asociacion espanola cirugia estetica plastica aecep

 

 

Web de Interés SanitarioAviso Legal y Cumplimiento Normativo

 

Este sitio web usa cookies

Si continúa su visita, usted acepta su uso Saber más

Acepto

En www.cirugiaulloa.com utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de información que nos permiten comparar y entender cómo nuestros usuarios navegan a través de nuestra página web, y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies que utilizamos no almacenan dato personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarte.

En caso de no querer recibir cookies, por favor configura tu navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o te avise en caso de instalación de las mismas.

Para continuar sin cambios en la configuración de las cookies, simplemente continúa en la página web.

Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en www.agpd.es

Los tipos de cookies que utilizamos

Cookies estrictamente necesarias: Estas cookies son necesarias para el correcto uso de la página web, permitiendo el acceso a secciones que cuentan con filtros de seguridad. Sin estas cookies, muchos de los servicios disponibles no estarían operativos.

Cookies de Navegación: Estas cookies recogen información sobre el uso que las visitas hacen de la web, por ejemplo páginas vistas, errores de carga… Es información genérica y anónima, donde no se incluyen datos personales, ni se recoge información que identifique a los visitantes; siendo el objetivo último mejorar el funcionamiento de la web. Al visitar nuestra página web, aceptas la instalación de estas cookies en tu dispositivo.

Cookies Funcionales: Estas cookies permiten recordar información (como tu nombre de usuario, idioma o la región en la que te encuentras) y características más personales. Por ejemplo, la posibilidad de ofrecer contenido personalizado basado en la información y criterios que hayas proporcionado voluntariamente. Estas cookies también pueden utilizarse para recordar los cambios realizados en el tamaño del texto, fuentes y otras partes personalizables de la página web. También se utilizan para ofrecer algunos servicios solicitados, como ver un video o comentar en un blog. La información que recopilan estas cookies puede ser anónima y no podrá ser seguida su actividad en otras páginas web. Al visitar nuestra página web, aceptas la instalación de estas cookies en tu dispositivo.

Cómo administrar las cookies en los ordenadores

Si quieres permitir el uso de cookies de nuestro site, por favor sigue las siguientes instrucciones.

Google Chrome

    Al abrir el navegador, pincha [herramientas] en la parte superior y selecciona la pestaña de [opciones].
    Dentro de opciones, pincha [privacidad].
    Marca [permitir la administración de cookies]

 
Microsoft Internet Explorer 6.0, 7.0, 8.0, 9.0

    1. Al abrir el navegador, pincha [herramientas]” en la parte superior y selecciona la pestaña de [opciones].
    2. Revisa la pestaña de [Privacidad] asegurándote está configurada con un nivel de seguridad medio o inferior.
    3. Si la configuración de Internet no es media se estarán bloqueando las cookies.

 
Mozilla Firefox

    Al abrir el navegador, pincha “herramientas” en la parte superior y selecciona la pestaña de “opciones”.
    Selecciona el icono de Privacidad
    Pincha en cookies, y marca: “permitir la instalación de cookies”.

 
Safari

    Al abrir el navegador, pincha “herramientas” en la parte superior y selecciona la pestaña de “opciones”.
    2. Pincha en la pestaña de “Seguridad” y revisa si la opción “Bloquear el acceso de cookies de terceros” está marcada o no.
    3. Pincha en “guardar”.

 
La instalación de cookies en Mac

Si tienes un Mac y quieres permitir el acceso de nuestras cookies en tu ordenador, por favor sigue las siguientes instrucciones:
Microsoft Internet Explorer 5.0 en OSX

    Entra en “Explorer” y selecciona “Preferencias” en la barra de navegación.
    Haz scroll hacia abajo hasta que veas “Cookies” justo debajo de archivos recibidos.
    Marca “No volver a preguntar”.

 
Safari en OSx

    Entra en Safari y selecciona “Preferencias” en la barra de navegación.
    Pincha en la pestaña de “Seguridad” y marcae la opción “aceptar cookies”
    Selecciona la opción: “Sólo desde el site actual en que estoy navegando”

 
Mozilla y Netscape en OSX

    Entra en “Mozilla” o “Netscape” y en la parte superior de tu navegador, marca la opción de “Preferencias”
    Haz scroll hacia abajo hasta que veas “Cookies” justo debajo de “Privacidad y Seguridad”.
    Marca la opción “Permitir el acceso de cookies sólo desde el site actual”

 
Opera

    Entra en “Opera” y selecciona “Menu” y “Ajustes” en la barra de navegación.
    Selecciona [Preferencias] y pincha en [Avanzado]
    Marca la opción [Aceptar cookies]

Unidad de Cirugía Plástica
Dr. Martín Ulloa

c/ Virrey Osorio 29
15011, A Coruña (España)

Phone (+34) 981 277 035
email info@cirugiaulloa.com

 

© 2022 Dr. Martín Ulloa | #byMDI
Volver Arriba